Ir al contenido principal

Snicker’s Urbania 2009

Sí, ya lo sé, el concierto fue desde el sábado y hoy es martes. Sí claro, ya sé que uno debe ser puntual a la hora de dar las noticias, pero hoy no daré ninguna, simplemente contaré con la manera en que me ha dado a entender mi cerebro algunas de las cosas que pasaron ese sábado inolvidable del 26 de septiembre de este año.

¿Por qué inolvidable? Bueno, entre muchas otras cosas, porque fue mi primer concierto masivo, así como se lee, yo, a mis dieciocho añitos aun no había ido a ningún concierto en grande, jamás en toda mi vida, obvio está que no radicaba en que no quisiera, si no porque o no había dinero, tiempo, permiso o con quién ir.

¿Cuál es otra razón? QDSC00915ue esta vez fui en compañía de ocho chicos del IPN, jaja, y digo porque yo soy de la UNAM, aunque siento de veras que la única diferencia es ésa, que estudiamos en distintas escuelas, en todo lo demás aunque no iguales somos parecidos, ya lo dijo alguien ¿no? Y me la pasé genial con ellos, entre nadar en el mar de gente, ser protegida de los botellazos, verlos entrar en el slam, lanzar a chicos al aire y además disfrutar cada nota musical que emanaba del ambiente, la verdad sí es para recordar.

Ustedes me dirán qué tanta razón tengo, pero un concierto de los artistas que más te gustan está como para ser feliz todo un mes, o más, aunque claro, yo no conocía la música de LOST ACAPULCO [¿cómo Gaby? ¡¿Por qué?!], y estuvo aceptable mientras veía a casi todos ponerse a bailar un estilo de surf, con máscaras de luchadores y buen sentido de la diversión.  DSC00903

La verdad el Snicker’s Urbania de este año estuvo todo gracioso, claro que vi las maniobras con las patinetas [por cierto, de aficionados, no de los concursantes], y sí, claro que advertí la presencia de los granaderos y sus caras de reprobación total a los eventos juveniles. Por supuesto también fui testigo de varias guerras campales [sólo fueron como dos intensas], vi como volaban por el aire todo tipo de líquidos y objetos, hasta helado cayó en el brazo de un amigo :D.

Pero oh señores lectores [o niños lectores o jóvenes lectores] cuando tocó DLD todo cambió, de pronto el ruido inmenso de la multitud se volvió nada a los acordes de Ventura, Un vicio caro es el amor y Por siempre, y yo, que gracias a un primo me encanta ese grupo pues no pude menos que ponerme a cantar y saltar de la emoción.

Entonces valoré varias cosas, primero: que no sé si todos los conciertos sean así, pero éste estuvo tranquilo y aunque nos llovió no se deshicieron los ánimos; segundo: lo importante de la diversión es eso ¡divertirse!, no importa el qué dirán o si saldrás lastimado [¿verdad César?], claro todo con sus debidas precauciones; tercero: que los del Poli son bien buena onda, a mí ya me constaba porque conozco a mi primo, pero en serio que sí son bien chidos, ya eso del malinchismo yo creo que se deja para los que de plano les gusta discutir por nada; y cuarto: que las mejores cosas suceden cuando menos las esperas :)

Y no me arrepiento de haberme saltado una clase de francés, de quoi sert-il le langage quand ce qu'il importe est le regard ? et tout que ce jour a succédé me donne des intentions aujourd'hui pour suivre en avant. Los días son cortos y largos al mismo tiempo, pero no hay nada mejor que pasarlos haciendo lo que uno cree que es lo mejor. Aiu.

 

En esta semana recomiendo:

Leer el libro LA POESÍA EN LA PRÁCTICA de Gabriel Zaid, una lectura bastante interesante acerca de la función de la poesía en una sociedad capitalista como la nuestra.

Ver la película LA PRINCESA MONONOKE de Hayao Miyazaki, director de la también increíble El viaje de Chihiro, sería tan genial si la vieran con palomitas y toda la cosa. ¡Les encantará!

Ir a ver la exposición fotográfica MORIR EN LA POBREZA que organiza Radio UNAM y coorganiza la Revista Contralínea, porque nunca está de más formar un poco de conciencia en nuestras vidas tan apresuradas, no olvidemos que no somos los únicos en este planeta.

Y claro, CAZA DE LETRAS, que empieza formalmente el 07 de octubre.

2 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

*Se recomienda poner play a los videos para hallar el sentido de la historia. (: [verídica por cierto]Yellow—¿Conoces a Coldplay? —pregunta C con el disco blanco A Rush of Blood to the Head entre sus manos.—Nunca los he oído.—confieso.—Pues… tienen una canción muy padre que se llama Yellow, no es de este disco, pero está muy padre.—C se sonroja.—¿En serio? ¿Y qué dice la canción?—Dice lo que yo pienso de ti todos los días. Shiver—Gaby, ¿hasta cuándo me vas a hablar?—…—Te juro que he cambiado.—…—¿No me quieres creer? Pues entonces a ver si le crees a él.Y me dejó la canción. Sparks—¿Ya me vas a perdonar?—No lo sé…—Mírame —dijo C poniendo sus ojos frente a los míos. —Sé que tú me quieres.—Eso no lo puedes saber.—Claro que sí, vi chispas en tus ojos.—¿Chispas? Estás loco…—Por ti… Green eyesSaqué mi cuaderno de Español y C lo tomó sin permiso.—¿Por qué pusiste esta canción en la libreta?—Me gusta ColdPlay—Antes ni los conocías.—Lo sé… pero ya pasaron dos años, los conozco perfectamente.—Esta…

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Trouble—¿Te sientes bien? —pregunté tratando de no sonar preocupada.—No, no me siento bien. —dijo C desviando la mirada.—Puedes confiar en mí, dime qué te pasa.—La verdad me siento horrible, he cometido demasiados errores.—A todos nos pasa.—Nunca quise hacerte daño, en serio… eres lo más importante para mí.—Deja de pensar en eso… estoy consciente de que no fue tu intención.—¿Todavía estás enojada conmigo?—Si lo estuviera ¿te estaría hablando? Fix you—Ahora ¿qué te sucede a ti? —me preguntó C poniendo sus ojos frente a los míos.—Nada, vete… —respondí de mala gana… ¿cómo decirle que estaba así por él?—¿No me vas a decir? ¿Me obligas a contarte mis cosas y no me quieres contar las tuyas?—No me sucede nada…—Déjame consolarte…—¡No! ¡Ya déjame en paz!—Espera… sólo escucha esta canción conmigo… —tomó su discman y colocó en mi oído un auricular, mientras él tenía el otro… The scientist—Gaby… ¿de verdad este es el final?—¿A qué te refieres? —¿Jamás volveremos a estar juntos? ¿Quieres eso? ¿Quie…

Viaje al centro de la tierra

Yo soy la mano de Axel. Sí, de ese Axel temeroso que no quiere aventurarse al centro de la tierra. Yo soy sus dedos repasando el manuscrito. Sus ideas queriendo irse de su cabeza. Soy su desesperación por quedarse enterrado a cientos de leguas debajo de la tierra. Rayos, el sol da de lleno en mi cara, las neuronas me jalaron del granito del túnel subterráneo para llevarme al asiento trasero del automóvil de mi padre.Ya no había leído. Ahora las letras me piden incesantes que las pase por mis ojos antes de cerrar el libro. Despido a mi jardín con una mirada, recuesto mi cabeza lo mejor posible y continuo leyendo, dejo que las palabras se adueñen de mi cabeza. De nuevo soy Axel. Soy los ojos de Axel, aquellos que miran cosas inexplicables debajo de este suelo que piso a diario. Oigo perfectamente cuando el tío Lidenbrock marca la cifra del barómetro, ya casi llegamos a las 30 leguas debajo del suelo. Me asfixio.—Los profesores de hoy en día no saben enseñar.—oigo sin mucho ánimo cuando …